martes, 19 de junio de 2007

Donde habite el olvido

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.

Luis Cernuda, La realidad y el deseo

jueves, 7 de junio de 2007

I. T. V.


Hoy, lo primero que he hecho nada más levantarme ha sido bostezar, así llevo toda la mañana. ¿Parará este ansia de sueño y relax?

El otro día me acerqué, tras pedir cita previa, a pasar la Inspección Técnica de Vehículos con mi Renault 5 con matrícula (nilaseniosimportaenestemomento) y tras esperar una larga cola pasando penurias van y me dicen con un tono recio de jurado de OT: "no eres el perfil que estamos buscando". ¡Qué sofoquina, qué disgusto! No quería volver, me sentía sin fuerzas.
Hoy he regresado, con planta firme y como un pincel, y he lavado hasta el coche (bueno, la verdad es que le he dado un manguerazo). Tras pasar unas pruebas, muy parecidas a las del juego de la Oca, van y me dicen: "los operarios, con sus llamadas y sus mensajes han decidido que el Renault 5 con matrícula (nolosédeverdad) puede seguir circulando por este mundo".
Buah! En mi pueblo soy un ídolo, me alagan cada dos por tres en la calle. Si es que mi R5 es la hostia!!

P.D. Si vais a la I.T.V. decid que vais de mi parte.