martes, 30 de octubre de 2007

Don´t speak (Tragic Kingdom),

Don´t speak
I know just what you´re saying
So please stop explaining
Don´t tell me cause it hurts
Don´t speak
I know what you´re thinking
I don´t need your reasons
Don´t tell me cause it hurts
..................................................................................

No hables
Ya sé lo que estas diciendo
Así que por favor deja de dar explicaciones
No me lo digas porque duele
No hables
Sé lo que estás pensando
No necesito tus razones
No me lo digas porque duele

-Para disfrute personal-

miércoles, 24 de octubre de 2007

Con la "T"



Me están animando mucho vuestros comentarios y vuestras visitas intentando elocuenciaros. Me alegra mucho que leaís lo que escribo porque eso, leer, se está convirtiendo en una tarea un tanto dificil y las letras sólo nadan en mi cabeza las 24 horas del día. Gracias y no dejes de elocuenciaros que nunca es demasiado.


Ayer monté en mi ascesor con Thais, futura profesora de Matemáticas en Almería. Dentro, comenzamos a soltar una retahila de palabras que empiezan por "T" y que nada tenían que ver unas con otras formando una lista bastante amplía.

"Thais, tonta, tener, teoría, Toledo, Teruel, teorema, tila, Tiscar, tucán, Tibel ..."

Reiros si quereís, pero cada día me doy cuenta de que las letras arropan mi vida, que son una parte de mi ser, que me hacen sentir útil, que forman parte de cada uno de mis sentimientos, pensamientos, de mis palabras, que bailan con mi espíritu alrededor de mi cuerpo, que son mias y que nunca dejarán de serlo.

Por eso, como excepción en el blog, se dedica el post a cada una de las letras que lo forman, por hacer que sea posible.

viernes, 19 de octubre de 2007

Dos semanas ya...

LLevo ya dos semanas en Parma y con el paso del tiempo esto va cambiando considerablemente. Aunque nunca he tenido un bajón de los de abandonar, siempre se echan cosas de menos. En dos semanas he conocido a muchas personas, cada una con su parte positiva y negativa, pero yo me intento rodear de aquellas que tienen más desarrollada la primera. Vamos, que vivo en un gremio no muy diferente del de mi vida en Sierra de Fuentes. En dos semanas he conocido una nueva ciudad por completo, me he adaptado a sus costumbres pero sin perder las mías. En dos semanas he andado más que en toda mi vida y he montado en bici por Parma, eso es indescriptible. Puedes montar por la carretera, junto a los coches y los peatones y nadie te mira mal, todo lo contrario, es una ciudad muy sana en la que puedes ver a cualquier persona en bicicleta, y cuando digo cualquiera es cualquiera. Desde el bebé más pequeño acompañado de sus padres a la señora más anciana con sus faldas al aire, pasando por la pareja de enamorados que montan agarrados de la mano en sus respectivas bicis.
En dos semanas he aprendido a apreciar cosas que antes no tenían valor. He echado de menos a muchas personas pero no a otras. He aprendido a convivir, o por lo menos eso creo. La vida cambia pero yo no, estoy seguro, y si lo hago dadme una buena hostia que me quede tarumba. Mi nueva vida, no implica el abandono de la antigua, no debemos confundirnos.
En dos semanas he visto como en las pedanías de la Piazza Garibaldi eran asesinadas varias palomas por el hombre, bueno, mejor diré por los vehículos del hombre. Las he visto aplastadas, como insignificantes chicles de fresa sobre el pavimento duro. Pronto por aquí sólo volarán gorriones.

En dos semanas ésta ha sido mi vida en Parma.

Un abrazo para todos.

*Este post no tiene foto porque dudaba si mi conciencia me dejaría colgar los cadáveres de las palomas en internet. Además tengo que respetar a los difuntos.

martes, 16 de octubre de 2007

< 9 meses de Parmeo>


Se cumplió la primera semana de estancia en esta ciudad, pensaba que había transcurrido todo un año. Era como uno de los capítulos de Dragon ball cuando Goku se metía en otra dimensión a pasar todo un año pero, en realidad, solo transcurría un día en el mundo real. (No hagais caso, son trastornos infantiles).
La vida parmesana es como el queso del mismo nombre, muy cara. Me da miedo sacar dinero de la cuenta por los sablazos posteriores asi que, por el momento, dependo de la caridad de la buena gente. Me relaciono con facilidad entre los erasmus, pero con los italianos es un poco más difícil, utilizo por lengua una mezcla de español-italiano-inglés-francés-extremeño, algo complicado para quienes no son políglotas.
Creo que es más probable que llegue con acento andaluz que con una multitud de palabras italianas porque el compañero de piso que nos hemos buscado es todo un volcán dialectológico en erupción.
Aprovecho para mandar saludos a todas las personas importantes que me quieren, que quiero, y que entran en mi blog. Besos para todos, os echo de menos.

domingo, 7 de octubre de 2007

BeNVeNuTi a PaRMa



Hace casi tres días de nuestra acogida parmesana y por el momento todo va como esperaba que fuese exceptuando algunas pequeñas cosas. La gente que he conocido es estupenda, nos hemos hermanado con pocas horas de conocimiento y todo va de maravilla. La ciudad es maravillosa, muy turística, pero muy muy muy cara (una de las pequeñas cosas que antes comentaba) aunque ya conociamos su alto nivel de vida. El segundo día encontramos piso, ¡y qué piso!, la envidia de la comunidad erasmus de Parma. De momento las noches las pasamos en el Ostello de la Gioventu sumergidos en un concierto de ronquidos (otra cosa pequeña) que mucho deja que desear a las canciones italianas, la primera noche tuve que dormir en un sofá muy cómodo de la sala común hasta que descubrí el mp4, un gran aliado en las noches ostelenses.

Todo maravilloso y estupendo pero en la cruda realidad echamos de menos aunque sea un mínimo a nuestra gente, a todos los amigos y amigas (entre los que se encuentran los hispánicos), a la familia, a mi niña y a mi pueblito. Todos estais invitados a Parma.

Frase: las pequeñas cosas son las que importan en realidad, de "LLegan los cómicos o el carro del teatro" obra teatral de Vicente Romero.