domingo, 20 de enero de 2008

A Calíope...


¿Dónde te hayas joven musa

que me tienes solo

esperando ver tus versos,

divino tesoro?


Quiero volver a encontrarte, continuar todas aquellas conversaciones que dejamos a mitad, saber que aún miras por mi a la hora de repartir elocuencia, entender todo lo que pasa a mi alrededor...

Quiero que estés cerca, que me guies, que juzgues mis actos con tu sabio pensar...

¡Vuelve oh musa escuchando este canto como acudiste a Homero cuando el te lo pedió!

miércoles, 16 de enero de 2008

16 de enero de 2008





No sé que decir, ni siquiera me salen los títulos que son mi fuerte... Mañana tengo un examen... ¿a quién le importa?... Quiero centrarme en escribir pero no puedo, estoy colapsado mentalmente y cada palabra que escribo me parece horrorosa... Algo habrá que hacer, ¿no?, soy capaz de ponerme hasta a estudiar y todo... ¿En que me estoy convirtiendo? No lo se ni yo...

sábado, 12 de enero de 2008

[...]

Con la vista en el horizonte, dejo de escribir, porque para mí la vida hace cincuenta años que terminó, con el destino, al que un día desafié, y que me jugó la peor de sus trampas. Pero nunca olvides seas quien seas que en Roma está la felicidad, esa eterna y concluyente compañera de viajes y una gran amiga y confidente con quien poder hablar y sentirte escuchada, esa misma que no deja de acompañarte ni en un único paseo por las calles de la ciudad más majestuosa y mítica, descartando la religiosidad del planeta. Así es que me voy, con el lápiz entre los dedos de una mano y el papel en la otra.
Salgo de mis recuerdos para no querer entrar en ningunos otros.

[...]

Archivo encontrado en la biblioteca pública de Roma
30 de junio de 1984

viernes, 11 de enero de 2008

... de vuelta y media...


LLego a Parma a las 7.30 de la mañana y lo primero que hago es actualizar el blog por dos motivos muy importantes:

1) Porque ya me han dado un toque varias personas con lo de "es hora de actualizar", lo cual agradezco mucho porque se aprecia que hay gente (poca o mucha) que lee todo aquello que escribes, sea o no coherente. Gracias.

2) Porque he llegado de estar toda la noche en Milano Centrale pasando mucho frío, "experimentando" lo que puede sentir una persona que vive en la calle, esperando un maldito tren que se hacía de rogar... y necesitaba hacer algo con lo que sentirme útil y no parecerme a esas personas que por diversos y diferentes motivos están donde están mereciéndolo o no.

Esperando (la cosa que más odio en el mundo) se me ha ocurrido la idea que cambiará mi vida, la creación de un nuevo reality show que bien podría llamarse Gran Vagabundo u Operación Callejeros... (lo del nombre aún está siendo motivo de disputa mental) La idea ha sido vendida a Gestmusic (que lo compra todo) y ya ha sido patentada, con lo que ha de desistir vuestra envidia, conformaros con mi gran capacidad y felicitarme falsamente en cuanto me veais.

Ahora descanso es la palabra más suculenta que se me ofrece desde este lado del Mediterráneo.



P.D. Gracias por estar ahí... subidón moral y espiritual...