lunes, 9 de abril de 2007

[...]
Sonidos ensordecedores que iluminan el interior de mis oídos, gritos nauseabundos, desesperación sin límites, sangre negra que fluye entre las calles de esta barroca ciudad. Lujuria, pecado, infracción, remordimientos que alcanzan las miradas sin brillo que permanecen pintadas en las caras. Látigos fluorescentes que intentan alcanzarte, ruidos molestos que te duelen al mirar, agua, millones de partículas de agua caen sobre mi largo cabello, mis manos, ya humedecidas solo intentan acariciarme, pero mi vida está pasando en un solo minuto. Corre, corre y no mires hacia detrás. Debajo encuentro un hilo, que sin saber el por qué, me ha hecho caer, me ha empujado, me ha tirado suciamente como en un duelo.
[...]

“Relato hallado bajo los pies de mi amado”,
obra cumbre de un suicida.

Frase de la semana: "El sabio no dice lo que sabe y el necio no sabe lo que dice". Los chinos aparte de saber hacer todo tipo de instrumentos y de copiar a la percepción marcas de lujo fueron grandes pensadores que plasmaron su sabiduria en proverbios como este.

1 comentario:

T1CX dijo...

Comento yo mismo mi propio "post", primero agradeciendo a quienes leen y segundo explicando que la vida es como un papel al que decides quemar o conservar en lugar fresco y alejado del alcance de los niños...
La vida es como nosotros queremos que sea, con sus cosas negras y sus cosas claras, pero siempre a nuestro gusto.

Para más información: Cuentos para NO pensar. ¿o no Mata?

Saludos