lunes, 5 de noviembre de 2007

Parma: un mes


He aguantado cuatro semanas sin mi familia, sin mi novia, sin mis amigos y sin mi cruz. No me lo creo. Ahora comienza la aventura, aguantar ocho más. De momento estoy genial, economizando día a día, pero de maravilla. Pero tengo ganas de estar con todos, aunque solo sean cinco minutos eternos. Me apetece muchísimo (a parte de otros placeres terrenales) una bolsa de Jumpers con mantequilla. LLevo un mes sin probarlos, he perdido la costumbre de la ración diaria. Necesito Jumpers en vena.
La niña de Shrek nos ha hecho pasar buenos ratos sentados en el salón y su recuerdo en cualquir lugar. Conocedla, no tiene desperdicio.
Han sido cuatro semanas rodeado de buenos amigos y un mes bien acompañado, todo podría haber sido peor. Por suerte la vida en Parma me encanta y la ciudad en si también, aunque cambiaba algunas connotaciones no muy positivas que tiene. Parma invita a su visita y yo pongo mi casa para que os animeis. Veniros pronto coño, que tengo ganas de veros!!

Cuidaos, cuidadme y sed felices.


Se os echa de menos...


Frase de hoy (porque hace mucho que no pongo ninguna): Haz de tu vida un sueño y de tus sueños una realidad. Recordando ornitologías atrasadas.

1 comentario:

T1CX dijo...

Se que debo emails, paciencia y buenos alimentos...

Salidos, digo saludos.