jueves, 6 de diciembre de 2007

Siete meses


Son ya siete meses los que quedan para finalizar una grandiosa etapa de mi vida. No quiero pensar en el día de la despedida. Dejaré detrás un año completísimo, un año compartido, un año diferente, un año excelente, un año colmado de amigos, un buen año. Menos mal que me centro en el presente, en el día a día y como mucho en la semana que viene, o en la otra.

Aquí estoy teniendo sensaciones que nunca antes había tenido, me siento. Pero no el "siento" primera persona del verbo "sentarse" sino la del verbo "sentirse"... darse cuenta uno mismo de que un manantial de vida, de miedo, de amor, de pena, moja tu cuerpo empapando cada una de sus partes de un elemento líquido desconocido, no archivado.

Aunque me encuentro como el rey Shahriar mientras su joven esposa Sherezade le narra una historia, encantado, echo de menos no tan viejas compañías que siempre suelo tener cerca. Echo de menos caras diarías, y otras que no hace falta ver para saber que te acompañan. Añoro diminutas partículas que expresen lo más mínimo.

Falta poco para vernos, para verte. El tiempo pasa despacio y mis días se consumen agrandando las noches... excelente compañera para estos pensamientos turbios y distantes. Falta poco, horas y días, más esperan aquellos que nunca vuelven sabiendo que no lo harán.

Ojalá mi Sherezade aparezca pronto con uno de sus cuentos nocturnos, y al llegar el día, sus palabras apunten al siguiente para llegar al final. Ganando mi tiempo y mi corazón...

2 comentarios:

T1CX dijo...

Yo te comento David, si yo, tu locura, no te preocupes... hace tiempo que quiero saber de ti, ¿por qué no me mandas un email? Te echo de menos, ¿volverás David?...

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.