viernes, 29 de agosto de 2008

Un agosto de lo más piscinero


El día 9 de julio del 2007 escribí mi negativa, mi crítica, mi vergüenza por no tener piscina en el pueblo durante el verano. Nadie me leyó... Estamos acabando agosto, y con él acabando con el periodo del agua estancada cuidada. Y es que el día 31 se cierra la piscina de Sierra de Fuentes (por si os gustaría pasaros) tras un mes de entrada libre. Si, como se oye: la piscina se abrió el 1 de agosto y solo para este mes con u precio moderado, cero euros.

Siempre hemos presumido de piscina, ¡qué pena que este año no podamos decir lo mismo! Ha habido obras, se ha usado césped artificial (que a mi parecer es más bien una lona), se ha regado alimentando las plantas carnívoras que la habitan e impulsando el huerto de pedazos de alambres... Un caos. ¡Ojala fuese un caos! Mucho peor.

Pero este año la gente puede bañarse (después de esperar que el verde acuífero dejase paso al típico azul), los niños disfrutan con cuidado y las mujeres mayores han vuelto a ir por las mañanas.

En 2007 no se abrió, un año después se abre un mes, ¿y al año que viene?... Todo se verá...

No hay comentarios: