jueves, 16 de abril de 2009

Cambios

Solemos cambiar muchas cosas a lo largo de nuestra vida. Desde nuestro físico, nuestro estilismo, nuestros amigos, nuestra residencia hasta nuestra orientación, ya sea laboral, sexual, económica... El cambio es para el ser humano como la siesta para el perro, necesario. Tan necesario que por mucho amor que se tenga a lo monótono, la necesidad del cambio está presente (y no hablo de un cambio monetario...)

A mi me gusta cambiar, "reinventarme", ser como un personaje literario y poder ir de allá para acá cambiando mi rol constantemente. Eso si, sin olvidar quien soy realmente.

El cambio puede (porque no todo iba a ser positivo) trastocar tus constantes vitales y confundirte a la hora de retomar tu personalidad.

Asi que si cambias, no olvides quien eres...

1 comentario:

Anónimo dijo...

kurioso...