miércoles, 9 de junio de 2010

En servilletas de bares...


Me han dicho que puedo escribir los versos más tristes esta noche... y también los más alegres... Puedo escribir cualquier cosa, verso prosa, tengo la mano suelt y la pluma no deja de empapar cualquier trozo de papel, en blanco, azul, rojo, rosa, fucsia...
Siempre me gustó la palabra "poesía" y cuajar de "nenufar" todos los espacion acuáticos. Siempre me gustaron muchas cosas, comunes, propias y extravagantes...
Hoy encuentro a Calíope en cualquier rincón, en cualquier esquina, en cualquier lugar. Hoy encuentro a Calíope, musa maldita que casi nunca se presenta, que quedas con ella y te deja en el sitio, como un geranio o pilistra que espera la hora del riego. Hoy encuentro a Calíope y me gusta su presencia, empapa mi estilosa pluma y no deja de manchar papeles...

No hay comentarios: