miércoles, 22 de diciembre de 2010

3/8


Ya 3, se dice pronto... Pero hoy el diagnóstico no es desde Bérgamo sino desde casa, bajo la sierra protectora y sobre el verdoso mar de la llanura.

Mira al cielo, ¡tranquilidad!
Al observarte en el espejo te das cuenta de que la espiritualidad de tu viaje está naciendo y desarrollándose sin ganas de acabar su ciclo vital. Que hay valores que afloran y otros que son desechados.

Siempre estuviste conmigo y se que nunca abandonarás tu puesto fiel, desde donde inundas todo.

Rejuvenezco cargando y gastando pilas mías y prestadas pero, eso si, siempre haciendo lo que quiero y contigo a mi lado.

No hay comentarios: