lunes, 6 de diciembre de 2010

... Luces ...

Las luces se apagan al igual que se encienden. Muchas personas creen que las luces que brillan en el firmamento son todas aquellas vidas que dejaron de existir, para muchos otros son los corazones que aún están latiendo, y para el resto no son más que esferas relucientes de diversos colores.

A diario son muchas las luces apagadas: eléctricas, naturales y vitales. Hoy sólo escribo por una de ellas del tercer grupo... Desafortunadamente hoy, escribo por una luz que tanto le costó brillar pero que tanto brilló.

Es una pena ver como el ciclo de la vida no sigue su curso muchas veces y se aprovecha de debilidades y desafortunios para continuar machacando.

Pero aún más penoso es tener que escribir esto... No hay consuelos, ánimos ni apoyos que valgan, aunque desde lejos mi presencia presente está

No hay comentarios: