lunes, 31 de enero de 2011

Verme dormir...

Despertar y ver que estás ahí, ahí al lado aunque tan lejos observando cada parte de mi, cada gesto, cada desperfecto, cada movimiento, cada pelo, cada arruga, contando canas, intentando olerme... Ahí con tu mirada penetrante, con tu especialidad sentada al lado, contigo solo pero conmigo... Despertar y ver que me miras, me sonríes, te sonrío, sonreímos... Me vuelvo a dormir...

A tantos kilómetros te siento a mi lado, pero siento de sentir no de sentar... Siento que siento y sintiendo te siento que siento no tenerte pero espero sentirte sintiendo sentado... Y espero, porque es así como tiene que ser... Porque si no esperásemos no valdría la pena, porque después de esto todo puede suceder... Me vuelvo a dormir...

Aliado me alío al lío de tu piel... Esa piel suave y caliente que recuerdo de una vez... Me aferro a la esperanza de que me veas dormir muchas veces, y que duermas conmigo, y que tus sueños sean mios también y los mios de los dos... Me vuelvo a dormir...

Sigues buscando llaves y ya tienes un gran manojo en la mano izquierda, en la derecha un cigarrillo encendido y en los ojos sueño... Y yo continuo en el desván, investigando, jugando, divirtiéndome, conociendo y dándome a conocer... Sin querer moverme de aquí... Me vuelvo a dormir...

No recuerdo los sueños, pero contigo, sueño despierto... Me encanta abrir los ojos y que estés ahí sin estarlo, ya no entrando en mis sueños sino en mi realidad...

No hay comentarios: