lunes, 25 de abril de 2011

7/8

"Llega el día en el que te das cuenta que no solo tú cambias y que los verbos de transformación rara vez acuden al pasado para recapitular aquel perdido momento de una vida que evoluciona y sufre, recibe y da, cambia y se estanca. Se han transformado millones de segundos, las particulas temporales se vuelven diferentes y diversamente se llegan a conseguir los propósitos que un día cualquiera de otoño, mientras intempestuosas lágrimas saladas caían, te propusiste cumplir. La evolución continua y con ella continuan las pérdidas y las ganancias que jamás pensaste adquirir o no quedarte. Hoy escribo desde una ciudad un tanto misteriosa como misteriosos son los momentos que a cada uno nos quedan por vivir. Sobre un puente con vistas fluviales evoluciona cada uno de los seres que lo transitan. Deseo grandes evoluciones para todos y grandes avances pasados para aquellos que los deseéis aún teniendo en cuenta que involucionar a veces no es la mejor opción. Desde Praga con carencia y con amor..."

(publico con un retraso temporal de 3 días debido a problemas técnicos e insuficiencia tecnológica, pero recordándolo y escribiendo el día concertado. Añadir además que tras todo los momentos vividos hay enseres y pertenencias presentes y pasadas que se añoran)

... Añorando añoro la gran añoranza de una vida añorada ...

No hay comentarios: