lunes, 17 de septiembre de 2012

Septiembre

Se pierden los ardientes días del estío, florecen las últimas plantas tardías, las casas encaladas esperan los prestos atardeceres, despedimos el color del sol y retomamos cubrir nuestro cuerpo.

Aparecen futuros proyectos, se reciclan algunos sueños de antaño y los libros se apilan deseando la apertura.

Acaba el verano. Está claro. El verano acaba...

No hay comentarios: